El espíritu de servicio

La  sabiduría que viene de Dios es mayor de la que el hombre puede pensar, estudiar o imaginar. Nuestro Creador nos dio muchas potencialidades una de ellas es el hablar  al semejante, es decir, al prójimo. Si no tenemos la visión de nuestro trabajo aquí en la tierra podemos decir que vivimos en vano. El propósito de Dios es que vivamos como seres capaces de afrontar nuestras  dificultades, problemas y por sobre todo ayudar al necesitado, al contrito de espíritu como dice la palabra  del Señor. Hazte esta pregunta: estoy haciendo algo que beneficie a mis semejantes a superarse en la vida?, formo parte de una organización para fortalecer al desvalido? Si cumpliste un de estas preguntas entonces puedes decir: trabajo en este mundo y disfruto ayudando a los demás y por ende puedo decir he cumplido la buena batalla, mi Dios estará orgulloso de mí. Lo lograste?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s